Jason, quien fue llevado a Estados Unidos por sus padres cuando era bebé y sirvió en la Infantería Marina durante el Operativo Zorro Desértico, se asustó al enterarse que podía ser deportado no obstante su estatus de residente permanente y su profunda lealtad a los EEUU.

Please follow us on: