Danny Ruiz, llevado a EEUU en su infancia y deportado como joven adulto por posesión de marihuana, rehace su vida en Tijuana, con el tiempo convirtiéndose en empresario de un call center, fundando una organización sin fines de lucro que ayuda a otras personas deportadas en lidiar con su desplazamiento y condiciones precarias de vida.

Please follow us on: