José Hernández llegó a California a los cinco años de edad. Al ser deportado de adulto a México, dos problemas fueron los que más le afectaron: la discriminación que sufrió por su manera de hablar y separarse de sus hijos.

Please follow us on: