Rock Hernandez cumplió su condena y pensaba que se iba a casa, cuando apareció ICE. Él escribe esas horas, confusas y frustrantes, de larga espera para luego ser trasladado desde una celda en California a las calles de Tijuana.

Please follow us on: