En la segunda parte de su narrativa, Alex Murrillo habla de encontrar trabajo como entrenador de un equipo de fútbol americano de chicas en Rosarito, y reflexiona sobre su misión de regresar a su hogar en los Estados Unidos.

Please follow us on: