Después de enfrentamientos con la ley que lo llevó a la deportación, Luis trabajó no solo para aceptar la responsabilidad por el pasado, sino también para usar su conjunto de habilidades existentes para desarrollar una carrera como gerente de un call center de Tijuana.

 

 

Please follow us on: