Roberto relata como entró y salió de los Estados Unidos varias ocasiones desde el año 1993, hasta que en 2013 lo deportaron y ya no regresó. No estudió, decidió trabajar desde joven, probó suerte en varios trabajos, cuenta que fue muy feliz en Kentucky y que le gustaría volver, pero ahora se ocupa su familia acá en México.

Please follow us on: