Cuando se dio cuenta de que no había manera de arreglar su estatus legal en los Estados Unidos, José se repatrió voluntariamente a México. Pero extrañaba a su familia y terminó viajando de regreso a la frontera y siendo atrapado y deportado. Después de pasar un tiempo construyendo una vida para sí mismo aquí, su consejo es abrazar a México.

Please follow us on: