El desplazamiento de Sergio está marcado por una constante búsqueda de espacios libres de homofobia. En EEUU encuentra un nicho de aceptación donde pudo llevar una vida sin precariedades, la deportación cambió su vida y desde hace años vive en Tijuana, planeando tomar nuevas rutas fuera de México.

Please follow us on: